Cuéntanos
tu historia

La boda de destino de estos dos aventureros fue maravillosa. Planearon todo desde U.S.A para casarse en Bogotá bajo uno de sus árboles preferidos de la ciudad, ubicado en el Museo del Chicó. Era una cosa majestuosa, todos esperabamos la dichosa ceremonia bajo su sombra pero todo terminó en diluvio y debimos cambiar de planes. Sin mucho pensar y acoplándonos seguimos adelante con la mejor actitud, porque la rumba que nos esperaba en Andrés Carne de Res, era brutal!

De esta boda, los detalles: accesorios precolombinos (tanto de la novia como del novio), vestido tejido a mano por Oropéndola, las orquideas, las flores coloridas, las ruanas y los sombreros, el hermosísimo libro de Humbold y los pequeños cuencos de barro para llevar las argollas. Todo como un homenaje de gusto exquisito a esta Colombia que ellos, apasionados por sus montañas, por su verde, su historia y su quehacer, eligieron para decir; sí acepto.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *