Cuéntanos
tu historia

“Recuerdo la primera vez que ví a una mujer amamantar. Yo tenía 5 años, estaba en una finca con los amigos de mis padres. Aquella mamá hermosa con su pelo largo y negro me invitó a la habitación para acompañarla a alimentar a la bebé, una niña muy pequeña probablemente tendría 3 o 4 meses. Desde que vi a aquella mujer, mi sueño siempre fue refugiar a mis hijos en mis brazos y darles ese amor que tanto alimenta” También nos cuenta: “He abogado por los derechos de los niños desde que tengo razón, y seguiré haciéndolo por el resto de mi vida. Sin importar la edad, todos somos maestros. Más de 1400 días de mi vida los he pasado produciendo leche… Las mujeres tenemos el poder de trasformar la vida de nuestros hijos a través de la lactancia materna. He compartido mi leche con niños que no son mis propios hijos y he acompañado incontables mujeres a conectarse, a empoderarse y a entregar de la manera más bondadosa oro líquido a sus hijos.

La labor de Cami, que además es doula, me maravilla y desde que la vi en la televisión inaugurando las zonas de lactancia del metro de Medellín pensé: Gracias universo por gente como ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *