Cuéntanos
tu historia

Para todos nuestras parejas trabajamos con mucho amor y dando lo mejor de nosotros. Para todos y eso es indiscutible. Cuando Manue y su mamá nos contactaron enamoradas de nuestra forma de ver y transmitir emociones en nuestras fotos, fue lo máximo. Ahora, cuando además nos contó entre conversa y conversa que también era fotógrafa profesional, nos infartamos porque sabíamos que la vara estaba aún más alta. Resulta que hasta la seguía en Instagram y ni cuenta me había dado, ah?!?! Fue muy emocionante, era la primera vez que una “colega” nos pedía hacer parte de su día. Estábamos felices.

Luego, me gané la beca y me fui para España, con lo cual, fue el super Meme Team el que realizó el cubrimiento de su boda y fue lo máximo. Estuvimos con ellos desde su ceremonia civil y desde allí vimos lo especiales que eran. Un familia unida, alegre, descomplicada. Que celebraban, que no temían dar ese abrazo apretado y sonreír con todas las ganas del mundo. Para el día del matri ya nos sentíamos como de la familia. Teníamos planeado hacer un first look porque la ceremonia terminaba sobre las seis de la tarde y queríamos aprovechar la luz del día. Nos pusimos nerviosos. ¿Cómo reaccionará Mauro? Y bueno, en las fotos van a ver!! Se llego la entrada de Manu y esos nervios otra vez: era la parte que más la tensionaba, todos los ojos sobre ella, entrando hermosa. Todas las bodas son emotivas, pero la gran diferencia está en vivir esos sentimientos, expresarlos. Así fue este matri y podemos decir que desde que empezó hasta que terminó todo el mundo, desde novios hasta invitados lo disfruto con muchìsimo amor.

Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro
Meme Historias - Manue & Mauro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *